¡Qué gozada competir en España!

5 junio, 2016

carol050616bCuando entregas tu vida al deporte hay muchos días buenos y otros cuantos malos. Hay días en los que duele todo al levantarse de la cama, pero hay que apretar los dientes y coger la bolsa para ir a entrenarte.

Alguno de esos días te planteas si merece la pena ese esfuerzo. Sí que lo merece. Basta con vivir un solo segundo de los miles que estamos viviendo en este fin de semana maravilloso en Guadalajara para llegar a la conclusión de que las gimnastas somos unas privilegiadas.

Hacía muchos años que no vivía una gran competición en España y está siendo increíble. Ver ese pabellón alcarreño lleno a reventar, el ambiente que se respira, el cariño que recibimos todas las gimnastas, pero especialmente las españolas… pone la piel de gallina.

Yo siempre me siento querida. Da igual que sea en una master-class con poco más de un centenar de niñas, en una exhibición en un torneo o en un campeonato de España, pero lo de esta Copa del Mundo lo llevaré grabado para siempre.

Cuando hace por ahora dos años iniciamos este reto que me lanzó Drasanvi para tratar de ser olímpica con los 30 años cumplidos no me imaginaba lo que me quedaba por vivir. Acababa de salir del quirófano, pero ver la fe que Óscar y todo el grupo de Drasanvi tenía en mí me hizo aceptar aquel reto que parecía imposible y que me ha regalado los mejores meses como deportista.

Estar en el ‘top 10’ mundial, subir a podios en torneos internacionales y conseguir la plaza olímpica en Stuttgart han sido momentos imborrables en estos dos años, pero a ellos debo sumar estos tres días en Guadalajara. El ánimo del público, cuatro ejercicios que me han dejado satisfecha (siempre se puede conseguir algo más) y una nota de 18 y un octavo puesto en la general, muy cerca de la séptima, para completar ese fin de semana maravilloso en vísperas del Campeonato de Europa y el de España que todavía nos aguardan en este mes de junio.

Todavía me queda la jornada de finales. Trataré de aprovecharla para cargar un poco más las pilas con ese cariño que me regala el público español que no volveré a disfrutar nunca más en una gran competición internacional. De eso seguirá disfrutando mi compañera Sara Llana que ha estado muy bien en Guadalajara y también ha sentido ese aliento de nuestra afición a la que quiero dar mil veces las gracias desde aquí.

COMPARTIR EN LAS REDES

¡Qué gozada competir en España!
DrasanviDrasanvi